Home / Sin categoría / Siglo XXI: innovaciones tecnológicas en el aprendizaje de idiomas

Siglo XXI: innovaciones tecnológicas en el aprendizaje de idiomas

MAESTRA DE NIVEL MEDIO – JESSICA MOYA

COLEGIO OSORIO SANDOVAL

Hace 30 o 20 años atrás, la tecnología tomaba auge en diferentes áreas de nuestra vida, y nos ayudaba a realizar cosas que no creíamos posibles en un tiempo considerado. Siguen pasando los años, y dicha ciencia sigue expandiéndose en cada aspecto de nuestra vida. Por lo tanto, el área lingüística no fue la excepción.

Hoy en día, se nos ofrece una variedad de opciones para aprender idiomas desde la comodidad de nuestra casa, se puede realizar a través de computadoras, celulares inteligentes, etc. Gracias a ello y a las mentes brillantes que crearon dichas herramientas, millones de personas tienen acceso a una academia personalizada, en la cual aprenderán el idioma que desean sin costo alguno.

Una de las primeras aplicaciones a mencionar es Duolingo. Posee más de 13 millones de usuarios y es considerada como la más popular en su rama. Es bastante interactiva, visual y sencilla de utilizar ayudando al estudiante a aprender sin utilizar libros u hojas de trabajo. También, se encuentra Busuu. Se compone por las cuatro habilidades principales: lectura, escritura, escucha y habla del idioma que desees aprender. Cuenta con 12 idiomas disponibles para aprender y existen ciertos ejercicios los cuales se tendrá que pagar.

De igual manera, existe Babbel. Esta aplicación es pensada para ampliar el vocabulario del estudiante con más de 3000 palabras por idioma. Cuenta con más de 8 idiomas y posee un  micrófono móvil para practicar la pronunciación. Y por último, tenemos a Voxy. Con dicha herramienta debes contar con cierto nivel del idioma, ya que te ayudará a refrescar los conocimientos obtenidos y perfeccionarlos. Es una aplicación gratuita y enfocada para el idioma inglés.

Estas son algunas de las herramientas tecnológicas que se pueden utilizar para mejorar o aprender un idioma distinto al nativo.  Por lo tanto, queda en nuestras manos mejorar las habilidades lingüísticas utilizando lo que tenemos a disposición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *