Home / Educación / Evaluación Alternativa

Evaluación Alternativa

Los nuevos desarrollos en evaluación han traído a la educación lo que se conoce como evaluación alternativa y se refiere a los nuevos procedimientos y técnicas que pueden ser usados dentro del contexto de la enseñanza e incorporados a las actividades diarias del aula.

Aunque no hay una sola definición de evaluación alternativa lo que se pretende con dicha evaluación, principalmente es recopilar evidencia acerca de cómo los estudiantes procesan y completan tareas reales en un tema particular.

A diferencia de la evaluación tradicional, la evaluación alternativa permite:

Enfocarse en documentar el crecimiento del individuo en cierto tiempo, en lugar de comparar a los estudiantes entre sí.

Enfatizar la fuerza de los estudiantes en lugar de las debilidades.

Considerar los estilos de aprendizaje, las capacidades lingüísticas, las experiencias culturales y educativas y los niveles de estudio.

Los críticos argumentan que los exámenes tradicionales de respuesta fija no dan una visión clara y veraz sobre lo que los estudiantes pueden traer con sus conocimientos, solamente permiten traer desarrollara memoria razón por la que siguen siendo necesarios.

Es por ello que dentro del aula se desarrollan estrategias de evaluación que respondan en concreto a una integración e interpretación del conocimiento y a una  transferencia de dicho conocimiento a otros contextos.

Según Eisner en su libro Técnicas Alternativas para la Evaluación, encontramos las siguientes actividades que hemos adaptado a cada una de las materias que se imparten dentro del aula.

Reflejar las necesidades del mundo real, aumentando las habilidades de resolución de problemas y de construcción de significado.

Mostrar  como los estudiantes resuelven problemas y no solamente atender al producto final de unas tareas, ya que el razonamiento determina la habilidad para transferir el aprendizaje.

Reflejar los valores de la comunidad intelectual.

No debe ser limitada a ejecución individual ya que la vida requiere de la habilidad del trabajo en equipo.

Permitir contar con más de una manera de hacer las cosas, ya que las situaciones de la vida real raramente tienen solamente una alternativa correcta.

Requerir que los estudiantes comprendan todo, no solo las partes.

Permitir a los estudiantes escoger una forma de respuesta con la cual se sientan cómodos.

La evaluación alternativa incluye una variedad de técnicas de evaluación, entendiendo estas como “cualquier instrumento, situación, recurso o procedimiento que se utilice para obtener información sobre la marcha del proceso” (Zabalza, 1991, p246); dichas técnicas se pueden adaptar a diferentes situaciones.

Es por ello que como padres y docentes no debemos calificar a un estudiante por una nota de un examen si no por una integración de habilidades y destrezas que presentan.

Dina Raquel Cabrera Barrientos

Licenciada en Pedagogía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *